¿Accesibilidad o «acceso a la prensa»?

No todo lo que brilla es accesible…

Editando cada día las noticias para Las Mañanas de Out the Cave, nos encontramos con un montón de ellas hablando de accesibilidad.
Y en algunos casos, también de respuestas de usuarios señalando que esa supuesta accesibilidad no es tan… accesible.
Lo que parece estar sucediendo, es que esta palabra, muchas veces transformada también en hashtag, tiene muy buena prensa.
Decir que algo es accesible, que se ha hecho algo accesible, o que se está trabajando en la accesibilidad de algo, le otorga un imagen fresca, inclusiva, muy acorde a los tiempos que vivimos, además de mostrar al autor -sea este una persona, una administración o una marca-, como a alguien sensible, atento a las necesidades de todos.

Para que algo sea accesible, para poder vincular algo con el concepto de accesibilidad, hace falta mucho más que el mero voluntarismo, la buena voluntad de que así sea o la sola comunicación o marketing.
La accesibilidad involucra conocimiento, puesto que es una disciplina que además de una intención humanista conlleva un saber técnico.
Cuando esto está ausente, nos encontramos con rampas impracticables, caminos que fallan en sus dimensiones y/o materiales, o muchos aspectos que son ignorados por completo.
Un ejemplo de esto último, lo son por ejemplo los museos o espacios culturales que con sólo poner una rampa en la entrada y acceso a distintas plantas por medio de un ascensor, ya se consideran accesibles.
Si las propias muestras, si aquello que exponen no poseen recursos accesibles, sólo estamos hablando de accesibilidad para personas con movilidad reducida, pero no, por ejemplo, para personas con discapacidades sensoriales.

A una persona ciega, tener una rampa y no tener explicaciones sonoras ni recursos táctiles, no le brinda acceso a la cultura.
Lo mismo ocurre cuando está garantizada por algún medio la entrada a un edificio, pero en el interior no encontramos baños adaptados…

Y por supuesto tenemos también las contradicciones que surgen ya no del desconocimiento, sino de la intención objetiva de tergiversar un discurso o comunicar una falacia.
En este caso, varias veces nos hemos encontrado anuncios de premios a la accesibilidad de ciudades que no lo son particularmente. Una cosa es decir que está en los planes de una administración municipal mejorar la accesibilidad de una localidad o que algo se ha hecho, y otra muy distinta es declarar su accesibilidad universal, así, como por arte de magia.
Sobretodo en estos últimos casos es donde percibimos que la palabra accesibilidad, «vende».
Entra en el kit básico del discurso correcto, junto con «inclusivo», «respetuoso», «sensible» y «atento».

Y lo que queda claro cada día, con la experiencia de interactuar cotidianamente con las cosas, los sitios y las personas, es que no siempre la accesibilidad vive tanto en el discurso como en la realidad.
Al final, no todo lo que brilla es accesible…

No todo lo que brilla es accesible - out the cave - turismo accesible
Showing 2 comments
  • elias l levin
    Responder

    Ernesto vi la incitacion en linkedin y prefiero comentar aca….
    SI estoy de acuerdo en principio con lo que planteas sin embargo pregunto ¿ dónde podemos empezar a marcar el lindero entre accesible e inaccesible?, Esa frontera borrosa, ¿Accesible para que? Es una pregunta que se aplica en ambos sentidos: para hacer de este espacio, entorno algo lo suficientemente amable pero también para que este espacio pueda ser interpelado desde su propia divergencia funcional y participar del discurso de quien no tiene acceso ideal.
    En otro renglón también señalo que el buen juez por su casa empieza…. ¿es este blog acceible? ¿lo pretende?
    Me gusta entender la accesibilidad como un multiverso y no como un universo, siempre en proceso y transformación… ajustable… pues
    es la condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios así como instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad, comodidad y de la forma más autónoma y natural posible.

    • Ernesto Alegre
      Responder

      Hola Elías, ante todo gracias por tomarte el tiempo para compartir tu comentario.
      Respondiendo por partes, estoy de acuerdo con lo que señalas en referencia al límite entre accesible e inaccesible.
      Creo que podría pensarse como borroso, y en este sentido todos los límites lo son cuando los miramos en detalle.
      En referencia al límite entre accesibilidad/inaccesibilidad, la imagen que viene a mi cabeza no es la de una línea -borrosa o no-, sino algo más complejo: algo deja de ser accesible para entrar en el territorio de la inaccesibilidad, de manera singular a cada persona que lo experimenta. Esto hace de las situaciones, los espacios, los contenidos y los recursos del tipo que sea, algo complejo (una persona con movilidad reducida dirá que un museo que tiene rampas es accesible, pero una persona ciega, si no encuentra recursos museísticos pensados para ella, te dirá que no lo es…)
      Hablando de la accesibilidad de este sitio web, ante todo quiero aclararte que ni yo ni nadie que colabore en él es juez desde ningún punto de vista: somos personas compartiendo experiencias, pero no técnicos en accesibilidad de ningún tipo.
      De más está decir que todos y cada uno de los elementos de Out the Cave es mejorable y perfectible, no sólo en términos de accesibilidad, sino también de generación de contenidos, de distribución, de lenguaje, de enfoque, y de un casi infinito etcétera.
      Hoy por hoy es esto que ves lo que podemos producir, y lo hacemos con un gran esfuerzo de manera vocacional, pero siempre siendo conscientes que debemos mejorarlo en mil sentidos (por ponerte un ejemplo, desde hace 10 días estamos distribuyendo las noticias de las mañanas colocando textos alternativos en las imágenes de Twitter; antes no teníamos la herramienta para hacerlo).
      Coincido en parte con tu idea del multiverso: en mi opinión el universo de los contenidos es básicamente identitario, lo que significa que idealmente debería producir piezas para cada persona que contactase. Esto suena a exageración, pero pensado en relación a la enorme diversidad de receptores posibles (sobretodo en nuestro caso), es más una condición que una idea abstracta…

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Hola!

Aquí estamos para cualquier consulta, opinión o comentario que quieras compartir con nosotros. ¡Estaremos encantados de tomar contacto contigo apenas tengamos el primer hueco!

Start typing and press Enter to search